domingo, 6 de diciembre de 2009

Entrevista a Juan Ceballos Aspe

Entrevista a Juan Ceballos Aspe

Juan Ceballos Aspe, locutor de los programas radiofónicos “Actualidades GREM” y “Contextos” nos hizo favor de tomarse un tiempo para estar en nuestra facultad, y poder charlar con los alumnos de 5° de comunicación, durante la clase de periodismo que imparte el profesor José Carlos Nava. Para entender un poco mas lo que es el periodismo, nada mejor que escuchar de viva voz los consejos de los expertos, y por ello, esta visita es la primera de otras que tenemos programadas durante el curso.

El tema que se está abordando en la clase, es la entrevista. A continuación, muestro lo que él nos dijo, en una adaptación a este género.

Audiencia: Señor Juan Ceballos, su programa, Actualidades GREM, se ha mantenido alrededor de 20 años al aire y es uno de los más seguidos por los radioescuchas laguneros. ¿Cómo han logrado esto?
Juan Ceballos: Actualidades GREM, es un programa de radio tribuna, así es que es la gente la que lo mantiene al aire, porque sin su participación, pues esto no sería posible. Sin embargo, si hay una anécdota personal, que creo que ayudara a responder mejor esta pregunta. Mira, inicialmente yo no era el locutor del programa, pero no paso mucho tiempo para que eso sucediera. Entonces, el programa, no tenía el nivel de audiencia que tiene ahora; el programa solo se encargaba de dar voz a la denuncia ciudadana pero no le dábamos seguimiento a lo que la gente demandaba a las autoridades a través de nuestro medio. Un día, llego una muchacha a hacer sus prácticas con nosotros, y a mí se me ocurrió que esta chica, podría encargarse de estar en contacto con las instancias a las que a diario enviábamos las quejas, y su labor principal seria ocuparse de hacer presión para que los problemas fueran resueltos más rápidamente. Y le comente mi idea a mi jefe, pero él me dijo que no, que nuestro trabajo no era ese, y que olvidara la idea. Pero resulta que a mí no me importo y le pedí a la muchacha, pues que hiciera ese trabajo, y por cierto, resulto bastante eficiente. La gente, empezó a notar, que cuando hacían su denuncia a través del programa, esta se resolvía más rápido, y entonces se empezó a correr la voz. Un día, mi jefe me llamo a su oficina, y me pregunto, que lo que había hecho, porque nuestra audiencia había incrementado muchísimo. Yo le conteste que lo que había hecho fue, no hacerle caso.

Audiencia: Usted comento que al principio, no era el locutor del programa. ¿Cómo fue su ingreso al Grupo?
Juan Ceballos: Bueno miren, antes de ser el locutor, yo no era nuevo ahí, yo trabajaba pero en otro puesto. Cuando a mi me invitan a colaborar en radio, que no era inicialmente lo que yo buscaba, la única condición que puse fue, que mi voz nunca iba a salir al aire, por la simple razón de que no me gusta mi voz. Pues resulta que un día, a unos minutos de iniciar, el locutor no estaba, y la persona que lo podía suplir, tampoco. Ya no teníamos tiempo para buscar a alguien, y el único que estaba ahí, era ello, así que pensé, que por única ocasión, y por esa razón, lo haría. Pues me senté atrás del micrófono, y empecé con el programa. Al terminar, otra vez mi jefe me llama, y yo lo primero que le dije fue: - espérese, si me va regañar señor, quiero que sepa que no es mi culpa, yo no lo quería hacer, usted sabe, pero no había nadie más disponible-. Y mi jefe me responde que todo lo contrario, que a partir de ese momento, yo sería el locutor del programa.

Audiencia: Como futuros periodistas, seguramente sucederá que haya quien intente seducirnos con el canto de las sirenas. Sabemos que en ambientes como el del periodismo, siempre hay intereses que se pueden ver beneficiados o afectados con la información que nosotros, como voceros de la sociedad, decidamos externar. Quizá de repente aparezca gente que nos ofrezca dinero, para decir o para callar información. ¿Usted opina que haríamos bien, o mal, en aceptar esto?
Juan Ceballos: Mira, yo creo que todo depende de tu percepción de profesionalismo y compromiso social. Está bien o mal, en los términos que tú desees percibirlo. Yo personalmente creo, que más que ponerse la camiseta hay que tatuársela; Para mí, si es importante no dejarse comprar por nadie, si es eso a lo que te referías, y te voy a poner un ejemplo personal que lo deja muy claro. Un presidente municipal que tuvimos aquí en Torreón, hace bastantes años me invito un día a su oficina, y me dijo: -Juan, yo sé, que tú no tienes carro, que no tienes casa propia, que tus hijos estudian en escuelas públicas, y que económicamente no estás tan bien como podrías-, también me dijo que él me quería ayudar, que yo le podía pedir lo que quisiera, lo que me hiciera falta, y yo le conteste con un gracias pero no. Entonces el me dice, que que puede hacer, para que yo hable bien de él, y me repite, que le podía decir que es lo que necesitaba. Yo le dije, que si había algo que podía hacer para que yo, hablara bien de él. ¿Qué es?, me dijo. –Hacer bien las cosas señor-, le respondí.

Audiencia: Señor, usted es entonces una persona con valores muy íntegros y verdadero sentido de servicio social; entonces, ha de saber que hay ocasiones en las que definitivamente, haya dinero de por medio o no, un reportero se ve obligado a quedarse callado. Ante una injusticia o un abuso que por algún motivo no podamos dar a conocer, pero que como humanos más que como periodistas sintamos que deberíamos hacerlo para ayudar, ¿Qué debemos hacer, o como manejamos ese sentimiento de impotencia por no poder publicar cierta información?
Juan Ceballos: Bueno, aquí lo que tú debes ponerte a pensar es ¿qué es lo que más te interesa?, si lo que tú quieres es quemar a una persona ó a una empresa, o a cualquiera que haya cometido un abuso en contra de otro, y no puedes hacerlo porque un poderío muy grande está de por medio, lo lógico es que en tu compañía quizá no te permitan hacerlo; entonces busca alguien más que te permita publicar lo que quieres hacer saber, o busca tus medios para hacerlo. Sin embargo, existe la posibilidad de que eso, quizá no solucione nada. Yo, te ofrezco una segunda opción. ¿Es más importante quemar al agresor, o ayudar al agredido? No necesitas publicarlo, si lo que quieres es realmente ayudar a que se resuelvan los conflictos, entonces ayuda, a la parte afectada, dándole una guía acerca de a dónde y con quien debe acudir, y usa los contactos que has conocido en tu labor como reportero para que eso, se resuelva más prontamente.

La plática continuó, entre anécdotas y consejos que el Señor Ceballos nos hizo favor de confiarnos. Podemos definir esta visita como sumamente útil y amena. La última pregunta que le hicimos, fue acerca del panorama que nos esperaba como futuros reporteros, y él respondió a ellos lo que nosotros temíamos, que la situación si es bastante critica y se antoja difícil, pero no se fue sin decirnos que, la mejor manera de llegar es hacer las cosas lo mejor posible, y que esto nos traerá éxitos que nos dejaran el sabor del éxito en la boca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada